Taladrina para el procesamiento de metal: El Mejor Mantenimiento Industrial

Las industrias del sector metalúrgico son una de las principales consumidoras de aceites industriales. Estos aceites se emplean como fluidos que facilitan la lubricación y refrigeración en trabajos como el corte, moldeado y tratamiento mecánico de metales. El principal ejemplo de este tipo de aceite industrial son las taladrinas o aceites de corte soluble.

More...

¿De que están elaboradas las taladrinas?

Las taladrinas son emulsiones de aceite y agua. Estos aceites de corte tienen una concentración variable en función de los diferentes usos. Sus propiedades lubricantes y refrigerantes las hacen perfectas para los procesos de mecanizado metálico. La TL-2100 es de tipo semisintético. Gracias a su constitución bioestable evita su descomposición por bacteria. Está especialmente diseñada para aceros, fundiciones y aleaciones de cobre y otros metales.

La taladrina optimiza las condiciones físico-químicas de la zona de contacto entre metales reduciendo la fricción. Además de prevenir el sobrecalentamiento de las piezas y la maquinaria. Evacúa la viruta resultante y evita el óxido. Si tienes dudas sobre qué taladrina usar; puedes consultarnos. ¡Somos expertos y te asesoraremos!

Para todo tipo de mecanizados -como torneado, taladro, rectificado o serrado- la más recomendable es la TL-200. Contiene antiespumantes e impide la corrosión de las piezas mecanizadas. Además de una altísima resistencia a la descomposición. Como lubricante sintético destaca la TL-75. Suele emplearse como refrigerante en sierras, para el rectificado de toda clase de metales férreos y para el afilado de herramientas.

Taladrina refrigerante multiusos 2100

54,42 € 

​IVA incluido