¿Cómo escoger la protección auditiva adecuada?

Estar constantemente expuesto a altos niveles de ruido en el ambiente de trabajo puede resultar molesto e incluso perjudicial para la salud del trabajador. Si el ruido es alto o prolongado puede resultar dañino para los oídos, ya sea temporal o de forma permanentemente (tinnitus). La mejor forma de reducir el riesgo de daño a los oídos es reducir el nivel de ruido que recibe el usuario hasta unos niveles seguros.

Para ello disponemos de varios tipos de protecciones auditivas que están diseñadas para reducir la cantidad de ruido hasta un nivel que no dañe los oídos. Los protectores auditivos son equipos de protección individual que, debido a sus propiedades para la atenuación de sonido, reducen los efectos del ruido en la audición, para evitar así un daño en el oído.

Para saber que tipos de protectores auditivos necesitas tienes que tener en cuenta distintas variables:

¿Cuántos decibelios soporta el oído humano?

Entre ellos el tipo de ruido, la distancia de la fuente sonora y el tiempo de exposición. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el oído humano pude tolerar 55 decibelios sin ningún daño a su salud. Y dependiendo del tiempo de exposición, ruidos mayores a los 60 decibelios pueden provocarnos malestares físicos.

Es importante conocer los niveles de ruido a los que se está expuesto en el lugar de trabajo para poder elegir la protección correcta. A continuación os mostramos el nivel de decibelios que podemos encontrar normalmente, con algunos ejemplos para hacernos una idea del nivel de ruido que podemos alcanzar en nuestro entorno:

En entornos de trabajo donde el nivel de ruido ronda los 80 dB, aunque no es obligatorio el uso de protectores auditivos, debemos de disponer de equipos de protección auditiva ya que, debido a las diferencias en la anatomía del oído de cada persona, puede variar el riesgo de una a otra.

¿En qué situaciones debe utilizarse protección auditiva?

Se debe utilizar la protección auditiva siempre que exista la posibilidad de que se produzcan ruidos elevados mientras trabaja. La zona más evidente es una pista de aeropuerto, donde la exposición, por muy breve que sea, al sonido de un motor de avión puede provocar daños prolongados o irreversibles en los oídos.

En virtud de la legislación sobre salud y seguridad, algunas zonas son designadas como «zonas de uso obligatorio de protectores de oído». La señal que se muestra aquí aparecerá siempre que sea obligatoria la protección auditiva.

3,03 € 

​IVA incluido

*Precios válidos en el momento de la publicación

Disponemos de artículos de señalización para los diferentes usos requeridos.

Si se realiza una evaluación de riesgos. Podemos evaluar el nivel de ruido existente, y compararlo con los límites establecidos en el Real Decreto 286/2006, sobre protección de los trabajadores contra la exposición al ruido.

El RD establece tres niveles de acción para distintos niveles de ruido:

Nivel 1

Límite de exposición que permite la legislación que da lugar a una acción:


Nivel diario = 87 dB

Nivel de pico = 140 dB


No puede ser superado sin el uso de protección auditiva.

Nivel 2

Valores superiores de exposición que dan lugar a una acción:


Nivel diario = 85 dB

Nivel de pico = 137 dB


Cuando se supera este límite, los trabajadores deben utilizar la protección auditiva, obligatoriamente.

Nivel 3

Valores inferiores de exposición que dan lugar a una acción:


Nivel diario = 80 dB

Nivel de pico = 135 dB


Cuando se supera este límite, los trabajadores deben utilizar la protección auditiva, obligatoriamente.

¿Cómo calcular la protección auditiva?

Nivel óptimo de SNR = Decibelios del ambiente de trabajo – SNR del protector auditivo
1. Identificar la naturaleza del ruido: estable, 
fluctuante, intermitente o de impacto.
2. Medir el ruido en el puesto de trabajo: intensidad (dB).
3. Determinar el tiempo de exposición.
4. Calcular la atenuación necesaria para alcanzar un nivel de fondo aceptable (>85 dB).

SNR viene de las siglas en inglés de Signal Noise Ratio, es decir Relación Señal/Ruido.

¿Qué tipos de equipos de protección auditiva existen?

Tapones para la protección de los oídos

Pueden ser tapones de algodón impregnado en cera desechables que están diseñados para ser introducidos en el canal auditivo. 

También existen los tapones de oído reutilizables que se pueden lavar tras cada uso. Se pueden conseguir con una correa si es necesario.

A algunas personas los tapones les resultan incómodos y pueden aumentar el riesgo de infección auditiva si no se mantienen estrictamente limpios. Por ello no está recomendado para trabajos donde es fácil ensuciarse las manos.

26,62 € 


​IVA incluido

*Precios válidos en el momento de la publicación

Tapón de oído reutilizable SNR30    rockets y cordón
(caja 50 pares)

20,87 € 


​IVA incluido

*Precios válidos en el momento de la publicación

A continuación les mostramos el procedimiento para usar tapones de oído desechables (vídeo 1) y tapones reutilizables (vídeo 2):

Auriculares para protección de los oídos

Se trata de caparazones con sellos almohadillados que están diseñados para adaptarse a las orejas. Están conectados con una banda ajustable que mantiene un ajuste firme contra las orejas o se pueden incorporar a un casco de seguridad. Las almohadillas contienen líquido o espuma plástica que reduce el nivel de ruido pero sigue permitiendo escuchar conversaciones normales.

En ocasiones los protectores del oído se vuelven incómodos en entornos de trabajo en los que hace calor y solo consiguen reducir el nivel de ruido, no eliminarlo. Debe asegurarse de que encajen bien, con las almohadillas en pleno contacto con el lateral de su cabeza.

Protector auditivo Optime III    SNR35db

29,04 € 


​IVA incluido

*Precios válidos en el momento de la publicación

20,87 € 


IVA incluido

*Precios válidos en el momento de la publicación

Jazz Band de Moldex

Tapones de oído unidos por banda SNR23db 

La bandas es una opción efectiva, económica, con un diseño intermedio entre unos tapones y unos auriculares, pensado sobretodo para situaciones de ruidos intermitentes. 


Características:

- Banda con diseño de doble cuerpo

- Puntos de agarre muy prácticos

- Cordón con mecanismo de desenganche de seguridad

- SNR 23 dB

- Material: Poliuretano, Policarbonato, Cordón de Poliester

- Peso (por par): 18 g

- Normativa(s): EN 352

- Incluye 1 par de tapones de recambio

​ 

6,03 € 


IVA incluido

*Precios válidos en el momento de la publicación

A continuación les mostramos el procedimiento para usar la Jazz Band:

¿Qué tipo de protección auditiva necesito?

Se debe tener claro que los dos tipos de protectores pueden protegerte de la misma cantidad de decibelios. La elección entre los dos debe ir influida según la exigencia que el trabajo requiere.

Los tapones de oído están diseñados para un uso corto, por ejemplo: media hora para usar un taladro (se pueden utilizar durante más tiempo para proteger de niveles más bajos de ruido).

Los protectores de oído deben utilizarse en el caso de niveles de ruido muy elevados y/o prolongados en el tiempo (como los motores de aviones, obras, fábricas).


¿Que indican las normativas de los protectores auditivos?

EN352-1 : Orejeras

EN352-2 : Tapones

EN352-3 : Orejeras aplicadas mediante arneses o cascos industriales de cabeza.

EN352-4 : Orejeras dependientes de nivel.

EN352-5 : Orejeras con reducción activa del ruido.

EN352-6 : Orejeras con entrada eléctrica de audio.

EN352-7 : Tapones dependientes del nivel.

EN352-8 : Orejeras con audio de entretenimiento.

Los límites la atenuación acústica

Sí, ya que tan importante es evitar la subprotección como la sobreprotección.

- Si hay subprotección el usuario puede quedar expuesto igualmente a los efectos dañinos del ruido.

- Si hay sobreprotección, el usuario podría experimentar un exceso de aislamiento y no poder oír señales o avisos de emergencia.

En general, se evitarán situaciones en las que el nivel de presión sonora en el interior de la oreja del usuario exceda el nivel nacional que da lugar a acción (85 dB(A) en el caso de España), o que este nivel sea 15 dB (A) menor que este nivel.

¿Cómo cuidar la protección auditiva?

Tapones de oído reutilizables: Se deben guardar los tapones reutilizables en un lugar limpio y fresco. Lavarse después de cada uso con un detergente suave y limpiarlos periódicamente con una solución de desinfectante suave. En ningún caso debe permitir que se empapen. Debe inspeccionar visualmente los tapones de oído antes de usarlos para comprobar que no existen indicios de desgaste o rotura.

Protectores/Auriculares del oído: Inspeccionarlos con regularidad para comprobar que no están dañados y no se han deteriorado. En caso de tener algún daño, los protectores de oído rellenados con líquido suelen tener fugas. No doblar la banda que los une, ya que puede reducir la eficacia de los protectores. Limpiarlos periódicamente con una solución de desinfectante suave y guárdelos en un lugar limpio cuando no los use.

Si quiere ir directamente al apartado de protección auditiva del catálogo EPI Master, pulse en el siguiente botón: