¿Qué manguera elegir para el trasvase de sustancias?

En el momento de elegir una manguera conviene tener en cuenta distintos factores. Los más importantes serían el material que vamos a trasvasar, el diámetro y la longitud de la manguera, su flexibilidad, el caudal y la presión que debe aguantar, la aspiración o impulsión del sistema, el material con el que está fabricada y el precio. Pero analicemos todos estos factores de cerca.

1) Los materiales que vamos a trasvasar pueden ser líquidos alimentarios (aceite vegetal, agua, vino, leche, productos químicos, fertilizantes…), aceites minerales, aire comprimido, partículas en seco (virutas de madera) y alimentos en seco (azúcar, trigo, sal…). En Herraiz disponemos de mangueras alimentarias y mangueras industriales para todos estos fines.

Dentro de la sección de mangueras alimentarias encontramos las siguientes:

  • Para líquidos alimentarios y aceite de oliva: Armorvin PU Oil (Poliuretano) e Igienoil (Caucho).
  • Para líquidos alimentarios y vino: Springvin (PVC)
  • Para agua: Refitex y Cristal.

Mangueras Alimentarias

Manguera Igienoil

Manguera Armorvin 

En el apartado de mangueras industriales están:

  • Para aguas sucias y líquidos: Manguera amarilla anillada (PVC)
  • Para aire, serrín y arenas: Airpu (Poliuretano)
  • Para productos químicos y fitosanitarios: Pulveduc (Caucho)
  • Para fertilizantes y productos químicos: Induflex
  • Para gasoil: Carbopress (Caucho Sintético)
  • Para aire: Rylsol (Caucho)
  • Para oxígeno y acetileno: Sodadura (Caucho)

2) La medida o diámetro (normalmente interior) y la longitud dependerá del caudal de la salida de la bomba y de los accesorios a los que la manguera vaya conectada.

3) Para que las mangueras sean lo suficientemente flexibles se les añaden plastificantes para que el PVC, que por naturaleza es rígido, se vuelva elástico y resulte más suave. Un plastificante es un aditivo que mejora la plasticidad y la fluidez de los materiales. Sin embargo, suele contar con ftalatos, una sustancia cuyo uso está restringido por los  efectos nocivos que puede tener sobre la salud. Las mangueras de caucho, por contraste, no necesitan plastificantes y son de alta flexibilidad.

Según las normativas europeas (UE Nº 10/2011 DE LA COMISIÓN de 14 de Enero de 2011), las migraciones de alimentos destinados a entrar en contacto con estos materiales y objetos plásticos deben realizarse sobre el simulante D2 (aceite) y dar negativo en ftalatos o que éstos sean encontrados en muy pequeñas proporciones. Hay que indicar, por otra parte, que dicha normativa no valora el tiempo de contacto del fluido con el envase o manguera, lo que hace que a efectos prácticos las mangueras de PVC se sigan utilizando.

4) Los materiales de fabricación de las mangueras pueden ser muy diversos. Los más utilizados son el PVC (cloruro de polivinilo), el caucho, el poliuretano, la silicona y la goma, pero el primero es, sin duda, el que podemos encontrar más frecuentemente. El caucho, al no contener plastificantes, también es de los más utilizados.

5) Con respecto al precio, podemos decir que las mangueras fabricadas en PVC suelen ser las más económicas. Las de caucho, silicona o goma tienen precios más elevados debido al coste de la materia prima y a los procesos de fabricación.