Focos LED vs Focos halógenos

Desde el verano pasado que se han dejado de fabricar focos halógenos, aunque aún se podrán seguir comprando hasta que se agote el stock. Pero sólo serán los focos ya que, según informó la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), las bombillas halógenas se podrán vender hasta 2018.

La Unión Europea (UE), con su retirada del mercado, pretende seguir avanzando en su plan de diseño ecológico para las lámparas de uso doméstico y así conseguir una mayor eficiencia energética. El objetivo del Plan de Eficiencia Energética que aprobó la UE en 2011 es conseguir un abastecimiento de energía sostenible.

¿Porqué escoger el LED ante el halógeno?

La tecnología LED actualmente es la más ecológica de todas las posibles fuentes de luz. En comparación con todos los sistemas existentes para iluminación, es el sistema que menos energía consume. Además no contiene mercurio u otros materiales tóxicos, contaminantes o radiactivos.

Puesto que no requiere generar puentes de plasma como la fluorescencia o calentar el mercurio como el neón, su encendido es prácticamente inmediato incluso a bajas temperaturas. El encendido se produce instantáneamente al 100%

Equivalencia entre LED y halógeno:

El consumo energético hay que tenerlo en cuenta, por ejemplo, con una bombilla de LED de unos 5W, se logra un efecto lumínico aproximado equivalente a una halógena de 35-40W. Esto se traduce en una elevada reducción del consumo de hasta un 80% frente a los focos halógenos.

Desde siempre hemos aprendido a medir la luz en watios (W), lo cual, nos daba una referencia de iluminación, pero cada fabricante da una serie de características al producto, que determinan la capacidad y calidad de emisión de luz. Para eso comparamos y encontramos las equivalencias lumínicas con lúmenes.

Un lúmen (lm) es la unidad usada para expresar la cantidad de luz que es capaz de generar una bombilla. El problema es que la falta de unión por parte de los fabricantes no permite unificar criterios por lo que podemos tener algún que otro problema. Para conocer los lúmenes que genera una bombilla LED existe una pequeña fórmula:.

Lúmenes reales = al nº de vatios x 70.

Así debemos saber que en un LED, los vatios muestran el estado de consumo en funcionamiento, no la intensidad de iluminación. Como referencia una bombilla halógena de 100W produce de 1000 a 1200 lm.

EQUIVALENCIAS DE INTENSIDADES LUMINOSAS

Foco halógeno 80W

Foco halógeno  200W

Foco halógeno  320W

Foco halógeno  800W

= 700 lm =

= 2100 lm =

= 3500 lm =

= 7000 lm =

Foco LED 10W

Foco LED 30W

Foco LED 50W​

Foco LED 100W​

Mira nuestro vídeo sobre los focos LED donde hacemos una comparativa:

Nuestros focos LED

Los modelos que disponemos de focos LED van desde los 10W hasta los 100W.

Haciendo clic aquí abajo podrás entrar en nuestra tienda online y ver toda nuestra gama:

Grado de protección IP

Casi todos nuestros focos cumplen con la normativa obligatoria IP65 de grado de protección.

¿Que es el grado de protección IP?

El grado de protección hace referencia a evitar la entrada de cuerpos extraños en el foco con el objetivo de calificar de una manera alfa-numérica los equipamientos en función de su nivel de protección.

La primera cifra (IP XY) como norma general indica la protección del foco contra la penetración de de cuerpos sólidos. 

La segunda cifra (IP XY) indica la protección del foco contra la los cuerpos líquidos.

GRADOS DE IP

Primera cifra: Protección contra SÓLIDOS

0 No protegido

1 Protegido contra la penetración de cuerpos solidos con ∅ ≥ 50 mm.

2 Protegido contra la penetración de cuerpos solidos con ∅ ≥ 12 mm.

3 Protegido contra la penetración de cuerpos solidos con ∅ ≥ 2.5 mm.

4 Protegido contra la penetración de cuerpos solidos con ∅ ≥ 1 mm.

5 Protegido contra el polvo

6 Totalmente protegido contra el polvo.

Segunda cifra: Protección contra LÍQUIDOS

0 No protegido.

1 Protegido contra la caída vertical de gotas de agua.

2 Protegido contra la lluvia con un ángulo máximo de 15º sobre la vertical.

3 Protegido contra la lluvia con un ángulo máximo de 60º sobre la vertical.

4 Protegido contra las salpicaduras y protección del agua.

5 Protegido contra chorros de agua.

6 Protegido contra potentes chorros de agua.

7 Protegido contra inundaciones temporales.

8 Protegido contra inmersiones prolongadas.

Es decir, la mayoría de nuestros focos LED con protección IP65 estan totalmente protegidos contra el polvo y protegidos contra chorros de agua.